Norte Psicólogos Divulga: ¿Qué es la procrastinación?

 

“Gestionar bien el tiempo no es tanto de utilizar bien el reloj sino de utilizar bien la brújula”

entrada blog procrastinación

El término procrastinación cada vez está más de moda y poco a poco se incorpora a nuestro vocabulario.

Desde Norte Psicólogos  queremos compartir contigo su significado y su relación con la Psicología.

Procrastinar viene a ser la postergación o posposición de una acción o el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas en algunos casos por situaciones irrelevantes y en otros por situaciones que nos resultan agradables.

Pongamos  por ejemplo que tenemos que acudir irremediablemente a algo que para nosotros es importante pero a la vez nos resulta tedioso, como acudir a una administración pública a realizar formularios burocráticos.

Nos levantamos temprano con la firme intención de acudir, desayunamos y cuando nos disponemos a salir, me entretengo un rato a mirar internet, después leo un capitulillo de ese libro tan interesante que me tiene enganchado, miro al reloj y pienso “uff ya se me ha hecho tarde, mejor lo hago mañana”. He aquí un ejemplo muy común de lo que es, la procrastinación. (Aunque hay cientos)

Diferenciamos ahora, dos conceptos. En el caso anterior si esto sólo nos sucede cada cierto tiempo estamos procrastinando de manera eventual, nos sucede a todos, estaríamos en esa situación en la que el refranero español nos diría “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, no hay que darle importancia, todos tenemos derecho a postergar actividades.

Pero, ¿y si esta situación se repite con asiduidad? Si no acudimos a realizar esas gestiones, dejamos para mañana esa llamada de teléfono que tenemos pendiente para reclamar un pedido defectuoso, no acudo a realizar mi revisión médica periódica, ni llevo el coche al mecánico para que compruebe qué es ese ruido que hace últimamente.

Estamos postergando acciones que son importantes y en algunas ocasiones que son urgentes y las estamos sustituyendo por otras que son menos importantes y sobretodo que no tienen ninguna urgencia inmediata.

¿Pero, porque hacemos esto, si llevo repitiéndome varios días que mañana lo hago sin falta? ¿Y qué relación tiene todo esto con la psicología?

En un primer lugar podríamos evitar todas estas acciones, porque nos producen ansiedad anticipatoria, es decir ante un evento en el prevemos que no vamos a saber desenvolvernos o que pueden surgir problemas o simplemente me resulta desagradable, decidimos no hacerlo por lo que nuestra ansiedad baja y ocupamos ese tiempo en otra tarea que no produce nada  ansiedad.

También podría ocurrir que ocupáramos demasiado tiempo en realizar una tarea que teníamos programada y  se nos ha ido de las manos en su realización, esta tarea no tiene por qué ser agradable, planeamos que vamos a dedicar una hora en la mañana a ordenar nuestro armario, y cuando nos enfrascamos en la actividad, resulta que he estado 3 horas ordenando toda la casa o que he sido demasiado auto-exigente y le he dedicado un tiempo excesivo al trabajo que me lleve ayer para casa. No me administro el tiempo de forma adecuada.

Por último, por indecisión, intentamos realizar una tarea pero nos perdemos en pensar una y otra vez la mejor manera de llevarlo a cabo sin llegar nunca a tomar una decisión.

¿Y qué podemos hacer contra la procrastinación?

–  Lleva una agenda y marca aquellas tareas que son importantes, ponte un plazo para realizarlas y compromete contigo mismo para llevarlas a cabo.

–   Ten cuidado con los pensamientos negativos, sustituye el “no voy a ser capaz de hacer esto” y el “no doy a basto con todo” por afirmaciones positivas como “ hoy he sido capaz de dar este paso” y el “estoy satisfecho con lo que he hecho”

–    Marcarte unas horas del día para tu ocio diario, otras para tu  trabajo y no olvides el equilibro entre tus necesidades, tus prioridades y las actividades agradables.

–   Haz el esfuerzo de enfrentarte a aquella actividad que te produce ansiedad, muchas veces sin darnos cuenta una vez iniciada la actividad, la ansiedad desaparecerá y nos preguntaremos el por qué no lo habremos hecho antes, ¡no te lo preguntes! prémiate por haberte enfrentado a esa actividad.

Un saludo del equipo de Norte Psicólogos.

wiki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.